Eso es privado. Día 25: Una vida privada.

27 Feb

Hasta hace muy poco era frecuente que a un paciente dependiente (muy joven o muy viejo) se le ocultará una enfermedad grave. Simplemente se pensaba que la preocupación era innecesaria  y los padres o los hijos según fuese el caso, tomaban todas  las decisiones sin recurrir a la opinión del paciente; lo peor es que en algunos casos personas (principalmente mujeres) adultas, responsables y jurídicamente capaces fueron ciegas ante una enfermedad y se sometieron a cirugías, tratamientos, estudios, consultas y demás sin hacer mayores preguntas y sin obtener mayores respuestas. Esto ocurría sobretodo en casos como cáncer y leucemia.  Estas eran historias frecuentes de mi madre en su práctica profesional y fue de hecho tema de la telenovela Elizabeth (RCTV 1981).

Bajo los principios bioéticos actuales sería una práctica inaceptable. El paciente tiene derecho a conocer y tiene derecho a decidir, inclusive en niños y adolescentes son necesarias la información al paciente (de acuerdo a su edad) y eventualmente el consentimiento.

La historia médica o clínica, a pesar de haber dejado de ser un misterio para los pacientes sigue siendo parte de la vida privada de las personas y si bien el paciente debe de estar informado divulgar información acerca de, por ejemplo; embarazos o enfermedades de famosos, es una violación grave si es realizada por personal de salud. Y se considerará negligencia si se dejará colar esta información. En caso de no famosos, la información sigue siendo confidencial y no necesariamente divulgada a visitantes, acompañantes u otros pacientes.

A veces hasta nosotros mismos no somos consientes de la magnitud y alcance de la información clínica no solo enfermedades: hábitos, antecedentes personales y familiares, vacunaciones, accidentes, exámenes ocupacionales, teléfonos, direcciones, parejas, enfermedades de transmisión sexual, hijos, métodos anticonceptivos y hasta forma de pago podemos conocer en una historia de un paciente, mucha más información que en el Facebook.

Todo esto hace que el manejo de la información de pacientes sea un tema delicado y digno de estudio, de hecho existe el Técnico Medio en Historias Clínicas que ha evolucionado al TSU en Información en Salud y seguramente será licenciado.

Esta es la historia que quise contarles el día de hoy: Día 25: Una Vida privada, en la foto una historia clínica de un paciente, bien resguardada en una gaveta, libre de curiosos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: