Archive | octubre, 2011

Alumbrando en las Tinieblas

31 Oct

juanlovera

Luisa Cáceres de Arismendi es para nosotros el preso político más notable de nuestra historia, heroína insular de nuestra patria (realmente Caraqueña). Luisa Cáceres fue hecha prisionera por razones políticas, sin ninguna razón, violando las leyes y códigos éticos y morales de reino de España de la época, fue cobardemente acosada, estando además embarazada, condenando al limbo a su bebe (hoy infanticidio), fue un rehén de la corona española que buscaba capturar al Coronel Juan Bautista Arismendi.

Increíblemente la historia tiene todos los elementos de los presos políticos contemporáneos, la vaga intervención de la iglesia, la poca o nula información, el aislamiento, la falta de justicia, el ruleteo del reo, la incompetencia legal alegada por sus captores.

Luego de su presidio, Luisa Cáceres es llevada a tierras españolas donde es declarada inocente y desterrada a Estados Unidos de América. Sus captores no reciben más sanción que un comentario, pero Luisa sobrevive, muere a los 66 años, medio siglo después de la vejación y tortura a que fue sometida.

Hoy es una heroína, nosotros nos imaginamos a nuestros héroes y heroínas a caballo o espada en mano, cual Manuela altanera defendiendo los ideales de una patria. Pero Luisa era adolescente, que no tuvo oportunidad de elegir; sin embargo, asumió una gran resistencia, nunca se doblego; ni siquiera en España reconoció la autoridad del rey en América, cuando eso le hubiese valido la libertad y prebendas económicas. Luisa Cáceres de Arismendi es una heroína obligada por las circunstancias, ella no lo decidió, pero su heroísmo sumo estrellas a nuestra independencia y tuvo la gloria de ver la bandera de la patria ondeando como símbolo de libertad en tierras venezolanas.

Vemos en el billete de 20Bs, a Luisa Cáceres de Arismendi, joven, hermosa, lujosamente ataviada, triunfante en su América libre y tal vez no somos conscientes del valor de su heroísmo. Podemos ver a un derrotado Miranda en la Carraca (Michelena), a Bolívar en lecho de muerte (varios como Quijano y Yépez), a Sucre cobardemente asesinado en Berruecos (Michelena), pero imagino que el pudor de nuestros artistas ha evitado que se atrevan a mostrarnos una Luisa vejada en un calabozo, tal vez por ser algo muy fuerte considerando su feminidad.

El motivo de este trabajo ha sido la intensión de hacerle honor y justicia a nuestra heroína Luisa Cáceres de Arismendi, haciendo una humilde caracterización fotográfica de su presidio basado en la información histórica existente, que evidencie la crueldad del imperio español ensañada con esta joven patriota evidenciando nuestra cruenta lucha independentista.

Consciente de lo lejos que pueda estar nuestro trabajo del que tan grandes artistas, como los nombrados, han hecho de nuestros héroes; creo justo rendir tributo, cual novel pintor se atreve a esbozar los rasgos del padre de la patria y nombrándolos no hemos querido acercarnos a ellos sino justificar un humilde trabajo que hemos realizado. Que esperamos sirva para enaltecer aun más el heroico papel de la mujer en nuestra historia.

Arnoldo Rangel